13
Jun.
2012
0
com.

¿Ser o no ser?

 

‘Que tu CV refleje lo que haces y no lo que has hecho’. Planteamiento contundente que le escuché a @Yoriento en una charla-debate sobre contenidos en las RRSS. Unos días antes le leía a @acapulco70 que tirase mi CV. 
 
¿Quién soy? ¿Qué hago con mi tiempo? ¿Qué es lo que realmente quiero conseguir? ¿Dónde y cómo quiero estar? ¿Qué pongo en mi CV, en mi bio? ¿Cómo me presento hoy aquí?
 
Hay que ganarse la vida, claro. Levantarse temprano por las mañanas, ocupar el día con tareas productivas que supongan una contraprestación monetaria a final de mes o a la emisión de la pertinente factura. Trabajar = producir + cobrar por ello
 
Si tu despertador no suena a las 7 cada mañana; si te gusta leer o escuchar la radio en la cama mientras tomas notas y trazas bocetos de ideas; si te sientas en la terraza para desarrollar un pensamiento; si tus tareas diarias son tu espacio de yoga, de meditación, de paseo por la orilla del mar, el compartir un té o una copa de tinto y una conversación con un amigo querido y sabio; si empleas horas de lectura y reflexión íntima con la trompeta de Miles o la de Chet de fondo, con la voz de Billy o los mantras budistas resonando, interiorizando, analizando, escribiendo; si participas ¡gratis! en encuentros donde interaccionas con otros e intercambias sentires y conocimiento… Entonces olvídate de imaginar tan siquiera que eso que haces es ‘trabajar’, que puedes encajar en el concepto de productividad de ese mundo ‘real’ al que la gran mayoría pertenece. Deja de  pensar que hay un sitio para ti ahí fuera, que tienes cabida. ¿O no?
 
Trabajar es mucho más que producir y cobrar por ello. Trabajar es estar presente, actuar conforme a un propósito, establecer una línea coherente de avance y crecimiento. Trabajar es estar donde uno quiere en cada momento. Trabajar es ser y ser es estar vivo, existir. Por eso entiendo que cada actividad que desarrollo, sea o no remunerada, es un trabajo íntimo y profundo que nutre mis raíces como ser humano y hace que la planta que soy crezca lustrosa y fuerte, firme y saludable, floreciendo y dando fruto cuando llega su momento. Y ya sabemos que crecer, florecer, madurar y dar fruto lleva un tiempo... 
 
El dinero, lo material es sólo una forma de recompensa. Pero hay otras muy necesarias también y sin ellas la vida pierde lustre, color y sentido. 
 
Decidí ver la vida desde esta perspectiva, más sencilla y ecológica, más respetuosa con mi ser. Y entendí que se puede vivir con menos de lo material y tener mucho más de lo espiritual y lo emocional, ¡y ser más feliz! 
 
¿Quién soy? Soy una persona, un ser humano que respira y que siente, una mujer que ansía crecer, progresar y ser feliz, aportando valor, interactuando con su entorno, respetando y amando. Así es como quiero hacerme con mi lugar en el mundo. 
 
Desde este espacio virtual espero compartir con el universo mi visión, mi misión, mis dudas y mis aprendizajes. Aquí tienes tu sitio también. 
 
¡Bienvenido! 
 

“…sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas”.
 
Mario Benedetti (poema “Bienvenida”).
 
 
 

Añadir nuevo comentario