17
Sep.
2014
6
com.

Confianza

Trust, escultura en cristal del artista David Bennet.



Vivir sería prácticamente imposible con la ausencia de una cualidad esencial en el día a día de cada uno de nosotros: la confianza.

¿Cómo podríamos salir, entrar, manejarnos, interactuar, comprar, vender, amar o planificar si prescindiésemos de esa valiosa herramienta?

Yo confío en que mi cliente o mi proveedor recordarán la hora de la cita que confirmamos hace dos días. Confío en que el cliente me pagará la factura que le he entregado y mi proveedor confía en que yo abonaré la suya según lo acordado. Confío en que el resto de conductores que se deslizan por los carriles de la autopista cumplan las normas y se manejen con respeto y responsabilidad. Confío en que internet estará disponible cada vez que me siento a trabajar, al igual que el dinero que figura en el haber de mi cuenta bancaria cuando lo necesito. Confío en que mi pareja honre los acuerdos que entre los dos hemos establecido y confío en que hable conmigo si alguna de esas alianzas dejó de funcionar para él. Confío en la genuina disponibilidad y buena voluntad de las personas que me prestan su apoyo y en que la tienda de repuestos de turno podrá facilitarme la pieza que necesito. Confío en que la persona que viene a reparar un electrodoméstico averiado hará un buen trabajo, igual que mi cliente confía en mí cuando, sin garantías iniciales de éxito, contrata mis servicios...

Confianza en el equipamiento del que hacemos uso, en las habilidades y capacidades del mismo y, sobre todo, confianza en las personas.

Las relaciones humanas, del tipo que sean, están basadas en la confianza. Algunos de nosotros la rompemos de vez en cuando, movidos por falsos intereses personales, y digo falsos cuando podría decir engañados, porque entiendo que son simplemente reflejos desplazados de una necesidad más profunda que no sabemos identificar. A veces traicionamos la confianza del otro movidos por el miedo y esa ruptura de compromisos puede suponernos el pagar un coste muy alto en la relación.

Para una personalidad como la mía (¡bendito eneagrama y bendito Claudio Naranjo!) confiar es una tarea ardua porque mi naturaleza tiende al opuesto: la desconfianza, no sólo hacia el mundo sino también hacia mí misma. Así que practicar esta cualidad a diario y en cada pequeño gesto es un ejercicio que, aunque saludable, se me antojó dificilísimo en un principio. Me va costando mucho menos esfuerzo cada día, e incluso a menudo, me sorprendo a mí misma preguntándome cómo podía vivir haciendo lo contrario hace tan sólo algunos años.

Aún hay veces en las que el piloto automático salta como un resorte y cada vez más soy capaz de pescarlo. Entonces me digo a mí misma: “Que sí, que cerraste el coche bien después de aparcar. Relájate, que esta persona lleva tanto tiempo como tú al volante y también lo hace muy bien, ¿o no ves que está viva y su coche intacto después de miles de kilómetros a sus espaldas? Déjalo estar, él o ella sabrán lo que hacer y si no lo saben preguntarán y si no preguntan lo harán lo mejor que puedan y si se equivocan rectificarán…”

Confiar y ser confiable. Otra área de mejora en la que me está mereciendo muchísimo la pena invertir.

 

 

“Mientras haya
alguna ventana abierta,
ojos que vuelven del sueño,
otra mañana que empieza.

Mar con olas trajineras
mientras haya—
trajinantes de alegrías,
llevándolas y trayéndolas.

Lino para la hilandera,
árboles que se aventuren,
mientras haya—
y viento para la vela.

Jazmín, clavel, azucena,
donde están, y donde no
en los nombres que los mientan.

Mientras haya
sombras que la sombra niegan,
pruebas de luz, de que es luz
todo el mundo, menos ellas.

Agua como se la quiera
mientras haya—
voluble por el arroyo,
fidelísima en la alberca.

Tanta fronda en la sauceda,
tanto pájaro en las ramas
mientras haya—
tanto canto en la oropéndola.

Un mediodía que acepta
serenamente su sino
que la tarde le revela.

Mientras haya
quien entienda la hoja seca,
falsa elegía, preludio
distante a la primavera.

Colores que a sus ausencias
mientras haya—
siguiendo a la luz se marchan
y siguiéndola regresan.

Diosas que pasan ligeras
pero se dejan un alma
mientras haya—
señalada con sus huellas.

Memoria que le convenza
a esta tarde que se muere
de que nunca estará muerta.

Mientras haya
trasluces en la tiniebla,
claridades en secreto,
noches que lo son apenas.

Susurros de estrella a estrella
mientras haya—
Casiopea que pregunta
y Cisne que la contesta.

Tantas palabras que esperan,
invenciones, clareando
mientras haya—
amanecer de poema.

Mientras haya
lo que hubo ayer, lo que hay hoy,
lo que venga.”



(Poema Confianza, de Pedro Salinas)

Comentarios (6)

Imagen de Anuchi

Anuchi dice:

20/09/2014 - 12:04

Gloria, y qué pasa cuando eres una persona que confía siempre en que todo el mundo es bueno, obra bien, tiene buen corazón, etc.... y te llevas chascos? Besitos
Imagen de Gloria

Gloria dice:

23/09/2014 - 13:53

¡Ay, amiga...! No todo el mundo obra bien, lo que sí creo es que todos lo hacemos lo mejor que podemos en cada momento. Confiar es una de mis lecciones vitales, tal vez la tuya sea otra, tal vez sea no confiar tanto... Cada uno tenemos nuestro recorrido, nuestra historia, nuestros talentos y debilidades. Los chascos son oportunidades para descubrir algo nuevo de nosotros. ¿Tal vez seguir tropenzando con la misma piedra nos traiga un mensaje que aún no supimos/quisimos descifrar? Abrazo enorme.
Imagen de Anuchi

Anuchi dice:

23/09/2014 - 09:57

Gracias!!!
Imagen de Gloria

Gloria dice:

23/09/2014 - 13:54

Gracias a ti, siempre. Gracias por estar, por pasar, por quedarte. y gracias por invitarme a reflexionar. ¡Abrazo enorme!
Imagen de Ivan Entusiasmado

Ivan Entusiasmado dice:

22/09/2014 - 17:13

Yo ,Gloria, creo que está bien confiar en las cosas en las que no hay demasiado en juego, o en las que no tienes más remedio. Pero si el riesgo es mayor, yo no confiaría de forma tan sistemática. Un saludo.
Imagen de Gloria

Gloria dice:

23/09/2014 - 13:52

Tiene todo el sentido, Iván. Gracias por tu comentario: siempre me aportas una visión novedosa para mí y eso me ayuda a ampliar mi mapa.

Deje sus comentarios