02
Jun.
2014
6
com.

Blog Hop Project 2014 - Blogueros en acción

Sailing the universe, de Christian Schloe.



Hacía ya un par de semanas que tomé conciencia de que la llegada de mi post nº 100 se aproximaba irreversiblemente. ¡Vaya! ¡100 artículos reflexionados, escritos y compartidos! Más de 100 semanas (porque al menos en un par de ocasiones falté a mi propia cita) de universos explorados y de vivencias aireadas. Todo un proceso.

Así que andaba yo pensando de qué hablar en ese artículo nº 100. ¿Qué podía contar en una ocasión tan especial? Tenía, como siempre, algunas ideas ‘al retortero’, como diría mi Abuelo Antonio (¡qué hermosa expresión!), para recuperar y desarrollar, aunque no terminaban de convencerme, al menos no para esta coyuntura.

Y entonces, Marta Moreno, casi por arte de magia, me escribió con una invitación: “¿Quieres participar en un proyecto para blogueros? Se trata de publicar un artículo contestando a 4 preguntas sobre tu experiencia escribiendo e invitando luego a otros tres colegas que recojan el relevo y continúen la cadena. ¿Qué te parece? ¿Te apetece?” ¡Por supuesto que sí, Marta! Gracias por pensar en mí, gracias por hacerme partícipe de una idea tan hermosa: blogueros de todo el mundo, escribiendo sobre su escritura, en idiomas distintos, generando una cadena de colaboración para crear algo más grande porque está hecho de retazos de todos nosotros. ¡Me encanta!

Marta y yo nos conocimos en nuestro club Toastmasters de Málaga. Ella era profesora de inglés en la Escuela Oficial de Idiomas de Fuengirola y venía a nuestro gimnasio de oratoria para pulir sus habilidades comunicativas y de liderazgo. Y digo pulir porque Marta es para mí una oradora nata y hecha. Sin duda que sus tablas como docente le han otorgado la soltura y la espontaneidad con las que nos sorprendía en cada sesión de Toastmasters. Inolvidables sus anécdotas y chistes en tres minutos, su movimiento en escena, su capacidad para el humor. Cuando ella y su pareja Lorenzo Hernández (fotógrafo de pro) decidieron marcharse a Londres una temporada para seguir creciendo, sentimos mucho su ausencia y los hemos extrañado en muchas ocasiones. Sin embargo, esa marcha les ha abierto las puertas a otros mundos, entre ellos para Marta el participar en un proyecto maravilloso a través de la reminiscencia y escribiendo un blog de una belleza delicada y sublime, gracias a sus contenidos y a las imágenes de Lorenzo. 

Aquí tenéis el post de Marta que precede al mío de hoy y así fue como ella me regaló el asunto de mi post nº 100. ¡Redondo! Gracias Marta.

1) ¿Sobre qué estoy escribiendo actualmente?

Escribo sobre la vida y sobre el ser humano a través de las experiencias que yo transito y del aprendizaje que extraigo de ellas. Lo hago desde una perspectiva integradora, que abarca cuerpo, mente y emoción, los tres engranajes que dan cuerda a la persona que soy. Ése es el punto de vista que descubrí con el coaching y con otras terapias y saberes que he ido abrazando en el camino (las constelaciones familiares, la pedagogía sistémica, la astrología, el Reiki, las regresiones, los sueños, el eneagrama…), y es también la manera de mirar que he elegido practicar, porque me ayuda a aclararme, y a entenderme a mí y al mundo mucho mejor. 


2) ¿En qué difiere mi escritura de la de otros que desarrollan el mismo género?

Básicamente en que mis vivencias y aprendizajes son míos. Es una aproximación muy personal, conectada con mi sentir. Mezclo todo lo que soy y lo que he vivido. Así, mis artículos y mi escritura nacen de los libros que he leído, las películas que he visto, los momentos que he compartido, las formaciones a las que he asistido y que he impartido, las personas que he conocido, las dudas que he tenido y las soluciones que he descubierto, el dolor que he sentido y las alegrías que he experimentado. Mi blog soy yo por dentro.


3) ¿Por qué escribo lo que escribo?

Siempre, durante toda mi vida, mi familia y mis amigos me han reprochado, acertadamente además, que soy una persona excesivamente reservada. Gracias a mi trabajo personal y a mi camino de auto-indagación he podido comenzar a entender a qué respondía esa reserva tan evidente.

Siempre, desde muy pequeña, me gustó escribir. Escribía sobre lo que me pasaba y lo que sentía, guardando todos aquellos cuadernos y diarios para mí, como no podía ser de otra manera. Compartir aquello me atemorizaba, me daba vergüenza, me hacía sentir vulnerable y expuesta.

Hace unos años me di cuenta de que era el momento de salir de esa zona de confort, y compartir con el mundo a través de Internet mis vivencias y aprendizajes se convirtió entonces en la prueba de fuego a superar. Independientemente de si me leía alguien o no, yo iba a cumplir con mi parte, sacando a la luz pensamientos y sentimientos, compartiendo con el Universo entero parte de lo que soy.

En ese sentido, escribo como forma de auto-terapia, porque escribir me ayuda a ponerme en orden, a aclararme, y cuanto más clara me hallo, más crezco y mejor me siento. Así que, básicamente, ¡escribo para estar mejor conmigo misma, así de simple! Y en última instancia, si alguien me lee y mis palabras le resultan de utilidad en el sentido que sea, el propósito final se enriquece y se carga de belleza, puesto que para mí, la vivencia y el aprendizaje compartidos multiplican los resultados finales.


4) ¿Cómo es mi proceso de escritura?

¿Tengo yo tal cosa? Me da la impresión de que no… O tal vez sí, aunque caótico.

De momento me limito a dejarme sentir, y cuando algo se me revuelve o me resuena por dentro (literalmente, normalmente en las tripas, en el pecho o en la garganta, para bien o para mal), tomo unas notas: en el móvil, en mi libreta, en un documento de Word… Anoto la sensación que tengo, de dónde viene, qué me la ha despertado, con qué conecto todo eso. Y lo dejo macerar. A veces tardo meses en meterle mano. De hecho hay ideas que aún siguen en barbecho esperando su momento.

Me pasa a menudo que veo una película, leo un libro, escucho una canción o tengo una conversación con alguien que me recuerda algo que escribí un día. Entonces vuelvo, lo retomo y a raíz de esa experiencia le doy forma. Lo encabezo con una imagen (una fotografía mía o una imagen de la obra de algún artista), lo cierro con un poema (también de otros autores) y lo subo al blog cada miércoles.

¡Ése es de momento mi proceso! Confío en que con la experiencia, se convertirá en algo más firme y ordenado, algún día…


***********
 
Continuando con el proyecto, les paso la antorcha a tres blogueros que, generosos y entusiastas, han querido aceptar mi invitación. Por ello les doy las gracias. Los tres tienen mucho y muy bueno que aportar en sus espacios y yo estoy deseando leer sus entradas el próximo lunes: Carmen Moya, Iván Entusiasmado y Ricardo Torres Morillas. Gracias de nuevo y ¡buen viaje!

***********

 

Curiosa por naturaleza, inquieta de profesión, dicen que soy traductora, copywriter e incluso community manager. Lo cierto es que me apasionan los idiomas, no puedo vivir sin leer y escribo menos de lo que debería.

Trabajo desde hace ya algunos años como traductora de inglés, alemán e italiano, faceta que he venido combinando con labores de edición y creación de contenido. A día de hoy presto mis servicios como freelance a varias agencias de publicidad y editoriales tanto en el Reino Unido como en España y me encargo de la comunicación en redes sociales de otras tantas empresas nacionales. En proceso de reactivar mi
blog, de momento puedes encontrarme en LinkedIn o en el blog de The Translation Factory

Aunque actualmente resido en Málaga, ciudad en la que nací, he estudiado, vivido y trabajado en Leipzig, Madrid, Londres, y Marbella. Y por supuesto, soy de las que toman postre…
 



Iván Entusiasmado es el creador y redactor de Entusiasmado.com, la página web de motivación en español. Aunque es jurista de formación, su principal interés está en escribir y en el descubrimiento de cómo funciona la mente humana y cómo nos relacionamos con los demás. Eso también es lo que trata de investigar y explicar en el podcast SatoriTime.com.







Hola, soy Ricardo Torres. Aunque me licencié en Málaga en Traducción e Interpretación, casualidades de la vida me llevaron al mundo de la enseñanza del español como lengua extranjera (ELE), tarea que desempeño con pasión desde 2008, actualmente en Málaga y con anterioridad en Salamanca, donde hice el Máster en Profesorado de Educación Secundaria, y en Italia, país donde he vivido tres años y que es mi gran debilidad.

Soy examinador de los Diplomas de Español Lengua Extranjera (DELE) del Instituto Cervantes y desde 2011 comparto reflexiones, actividades y experiencias sobre la enseñanza del español a extranjeros en el blog
El Rincón del Profesor de ELE. Entre mis pasiones podría destacar el té, la gastronomía, el cine, la lengua italiana y la guitarra.


 

"Salones que cruzamos con timidez,
un centenar de rostros que no conocemos...
Con lentitud, una tras otra,
las luces palidecen.

Allí donde su brillo se hace gris
al cegarse con el atardecer,
un rostro me resulta familiar,
la memoria del amor reconoce
los rostros
que antes fueron extraños.

Oigo nombres de padres,
hermanos, camaradas,
así como de héroes, de mujeres, poetas
que yo reverencié cuando muchacho.
Pero ninguno de ellos
me concede siquiera una mirada.

Como las llamas de una vela
se desvanecen en la nada
dejando en el entristecido corazón
sonidos de poemas olvidados,
oscuridad, lamentos
en torno a los días ya encauzados
de leyenda y de sueño
de una luz disfrutada alguna vez."


(Un sueño, de Hermann Hesse)


Comentarios (6)

Imagen de Ivan Entusiasmado

Ivan Entusiasmado dice:

02/06/2014 - 12:49

Gloria, muchas gracias por mencionarme en este post, y enhorabuena por escribir cien. Un blog es una aventura hermosa y complicada. Supongo que ha de parecerse a una marathon, porque es un esfuerzo mantenido durante mucho tiempo y muy solitario en ocasiones, aunque a veces a los lados haya personas que te dan ánimos. Creo que el principal valor de un blog es encontrar otras personas con curiosidades semejantes, y además descubrirte a ti mismo. A veces la mejor manera para descubrir qué es lo que quieres en la vida es tener que contárselo a los demás. Enhorabuena por tu blog, y que los cien posts se conviertan en mil y luego en diez mil.
Imagen de Gloria

Gloria dice:

02/06/2014 - 14:37

¡Gracias a ti, Iván, por todo! ¡Qué bien dicho! "A veces la mejor manera para descubrir qué es lo que quieres en la vivda es tener que contárselo a los demás." Pues en esa carrera de fondo llamada blog seguimos, y en el camino nos encontraremos. ¡Salud!
Imagen de Ricardo Torres

Ricardo Torres dice:

02/06/2014 - 15:53

¡Enhorabuena por las 100 entradas! Yo también las alcancé hace poquito. Es difícil mantenerse, pero al mismo tiempo es muy reconfortante ver cómo el blog va creciendo poco a poco. Es un honor participar en esta iniciativa, no faltaré a mi cita el próximo lunes :)
Imagen de Gloria

Gloria dice:

02/06/2014 - 16:01

¡Gracias por partida doble, Ricardo! Por tu felicitación y por participar. Sin duda que mantener a estas criaturas nuestras requiere de compromiso y dedicación, ¡y merece tanto la pena! Enhorabuena a ti también y por supuesto, ¡nos leemos el lunes!
Imagen de Marta Moreno

Marta Moreno dice:

07/06/2014 - 13:14

Querida Gloria Muchísimas gracias por tu entrada tan emotiva y por tus generosas palabras. Me ha encantado leer tus respuestas a esta cadena y espero con impaciencia las entradas de los nuevos portadores. Felicidades por la entrada número 100. Es un honor que nos la hayas dedicado. Un fuerte abrazo.
Imagen de Gloria

Gloria dice:

10/06/2014 - 07:54

Gracias a ti, Marta. Ha sido un placer formar parte de esta cadena. Es el gran encanto de internet: esa manera de estar conectados y de cooperar formando parte de la misma realidad aún estando a muchos kilómetros de distancia unos de otros... ¡Magia! Abrazo de vuelta.

Deje sus comentarios